Páginas vistas en total

martes, 29 de diciembre de 2015

La 98 Brigada Mixta y Villena

La 98 Brigada Mixta se organizó el 1° de junio de 1937 en Villena, tomando como base el 279 Batallón de la 70 BM, completado con reclutas del reemplazo de 1931.
Designado como jefe el comandante de Infantería Mariano Elipe Rabadán, un antiguo alférez retirado en Castellón, no llegó a posesionarse del cargo y en su lugar lo hizo el mayor de milicias Alvaro Gil Moral, con el capitán de milicias Pelayo Cerdá como jefe de Estado Mayor, casi inmediatamente sustituido por el mayor Ángel Resa Bueno, y Mariano Albert Reigada, de la CNT, como comisario. La Brigada fue asignada a la 14 División del XX Cuerpo de Ejército.
Desde el 21 de julio al 6 de agosto, intervino en la batalla de Brunete, ocupando línea frente a dicho pueblo y sufriendo, sobre todo, bombardeos aéreos. Después de Brunete, la 98 BM fue trasladada al frente de Guadalajara, donde, en los últimos meses de 1937 y primeros de 1938, cambió numerosas veces de emplazamiento. El 7 de diciembre, hubo cambios en la cúpula de la Brigada: el mayor de milicias Mariano Román Urquiri fue nombrado jefe de la misma y el capitán de su misma escala Ángel Pérez Martínez, jefe de Estado Mayor.
El 31 de marzo de 1938, la 98 BM operó en Esplegares con la misión de ocupar el Vértice Monte y Los Comunes para continuar hasta Vértice Serrilla y El Peñón. No se lograron los objetivos señalados, pero se pudieron tomar algunas posiciones de la vanguardia enemiga y el pueblo de Mocasilla, a costa de sufrir sensibles bajas. Después de regresar a sus posiciones en Ruguilla, se procedió, el 23 de abril, a un nuevo cambio en la jefatura de Estado Mayor, asumida por el teniente de Artillería Joaquín Osuna Carretero.
El 28 de abril, la Brigada recibió orden de trasladarse al frente de Levante, haciéndolo a Castellón y de aquí a Oropesa. El 7 de mayo, la 98 BM lanzó un ataque a La Muela y El Morrón, ocupando esta última altura, para volver a perderla a las pocas horas, sufriendo muchas bajas, entre ellas la muerte del jefe del 390 Batallón, mayor Tomás Calzacorta San Miguel. Al día siguiente, se trasladó a La Iglesuela del Cid que perdió, lo mismo que en los días siguientes, Mosqueruela y Nogueruelas.
El 16 de mayo, fue relevada y pasó a reorganizarse, primero en Rubielos de Mora y luego en Valencia. El 6 de junio, Román fue reemplazado por el mayor de milicias Bernabé López Calle y Osuna por el teniente de Infantería Indalecio Álvarez Santos y la Brigada partió otra vez para el frente de Guadalajara.
Aquí se reinició el continuo peregrinar por los diferentes sectores y subsectores, llegando, en la segunda quincena de junio, a cambiar ocho veces de emplazamiento. El 1° de julio, volvió Román a asumir el mando de la unidad para dejarlo definitivamente, dos semanas más tarde, en manos del mayor de milicias Florentino Fernández Campillo. Tampoco duró mucho más el jefe de Estado Mayor, ya que, el 7 de octubre, fue nombrado el capitán de milicias Luis Gravioto Balbós.
El 14 de octubre, dejó la 12 División para incorporarse a la 14, sin cambiar de frente, pero sí de sector, que pasó a ser el de Torija. El 20 de diciembre, cesó en el mando Fernández Campillo, relevado por el mayor de milicias Antonio Pedraza Palomo. Durante la revuelta de Casado, la 98 BM se sumó a estas fuerzas.
El medio de comunicación de la 98a Brigada Mixta era el periódico "Guerra y Guerrilleros".
Información extractada y revisada de: Historia de las Brigadas Mixtas del E. P. de la República, de Carlos Engel. 1.999

lunes, 21 de diciembre de 2015

La 100 Brigada Mixta y Alcoy

La 100 Brigada Mixta se organizó, en junio de 1937, en Alcoy con un batallón de la 1 BM, mandado por el mayor Luis Rivas Amat, y 3.000 reclutas de la quinta de 1931 de Jaén, Córdoba y Murcia. Rivas asumió el mando de la Brigada, teniendo como jefes de los batallones a los mayores Francisco Antolínez, Gregorio Rubio y Gregorio Arroyo y al capitán de milicias Hambrona, y como comisario a Andrés Ramírez Ortiz, del PCE. La unidad formó siempre parte de la 11 División del V Cuerpo de Ejército y con ella acudió a la batalla de Brunete.
El 5 de julio, inició una infiltración nocturna con dos de sus batallones, rebasando Brunete por la derecha para avanzar sobre Sevilla la Nueva y Navalcarnero, mientras los otros dos ponían cerco a la población, para entrar en ella al día siguiente. El día 9, la lucha se había trasladado a 1,5 km al Sur en la carretera de Boadilla, pero la ofensiva había pasado por ser una cruenta batalla, donde las ganancias o pérdidas de terreno eran exiguas, pero las bajas importantísimas. La 100 BM perdió en la batalla de Brunete 206 jefes y oficiales.
El 24 de julio, la Brigada tuvo que evacuar Brunete y, a partir de este momento, ambos bandos dieron por terminada la lucha. La 100 Brigada Mixta se había mostrado en su bautismo de fuego como una unidad aguerrida y eficaz. A partir de ahora, sería utilizada en todas las grandes batallas: Belchite, Teruel, Aragón, Ebro y Cataluña.
Después de Brunete, la Brigada se trasladó a Caspe, donde colaboró en la disolución del Consejo de Aragón, eliminando el último reducto anarquista. En otra audaz maniobra, variante de la de Brunete, se infiltró entre las líneas nacionales a lomos de la caballería, llegando hasta Fuentes de Ebro, donde topó con una fuerte resistencia. Por segunda vez, la táctica sorpresiva había dado unos frutos excepcionales en principio, pero luego malogrados por errores de coordinación y por la tenaz resistencia del adversario en reductos aislados.
El 15 de diciembre de 1937, la 100 Brigada Mixta inició en vanguardia la batalla de Teruel, partiendo de El Mansueto para cortar el ferrocarril y la carretera de Teruel a Zaragoza y ocupar las alturas próximas a Concud, estableciendo una línea defensiva para asegurar el cerco de Teruel. El 29 de diciembre, tuvo que resistir en este lugar un fuerte ataque de infantería y tanques del enemigo que intentaba levantar el sitio a la ciudad.
Al día siguiente, fue relevada por fuerzas de la 68 División y, después de permanecer en reserva, se dirigió, el 22 de enero de 1938, a Madrid para descansar.
El 9 de febrero, regresó al frente de Teruel, concretamente a Salvacañete. El día 19, se hallaba empeñada en la defensa de Teruel y, tres días más tarde, renunció a un proyectado contraataque al entrar los nacionales en la capital turolense.
Al comenzarla ofensiva nacional en Aragón, la 100 BM cubría el sector desde Calanda hasta el Ebro. Intentó retirarse a Alcañiz, pero la localidad ya se había perdido, por lo que tuvo que seguir hasta Valdealgorfa, donde estableció una línea defensiva que aguantó durante unos días, hasta que después de rechazar algunos ataques entre el río Canaleta y La Venta de Camposines, tuvo que cruzar el Ebro en retirada. En el período de relativa calma que siguió a la batalla de Aragón, la Brigada fue enviada a la cabeza de puente de Balaguer como unidad de reserva.
El 25 de julio, cruzó el Ebro por Illetas en el subsector de Ginestar, ocupando Miravet y Pinell de Bray. En estos momentos, el jefe de la Brigada era el mayor de milicias Santiago Aguado Rodríguez y su jefe de Estado Mayor Gargallo, mientras que Ángel Ramírez seguía de comisario.
El 30 de julio, perdió las cotas 624, 648 y 644 en la Sierra de Pandols y tuvo que establecerse en la vertiente Sur, ocupando las posiciones del flanco derecho, al borde del precipicio mirando hacia Puig Caballé, cerca de la cota 671. En estas trincheras la 100 Brigada Mixta iba a escribir las páginas más gloriosas de su historia. Del 10 al 14 de agosto, sufrió el fuego devastador de la artillería adversaria y las cargas continuadas de la infantería. Sus bajas fueron enormes: fue herido su jefe, Aguado, y su comisario, Ramírez, y muerto el jefe del 1° Batallón, mayor Basilio Mañero. El jefe del 2° Batallón, Brígido García, había muerto en el paso del Ebro, siendo sustituido por su comisario Hipólito del Olmo, que luego lo sería de la Brigada.
Se hizo cargo del mando de la 100 BM el mayor de milicias Eduardo García para conducir a la unidad a retaguardia para proceder a su reorganización. La 11 División fue condecorada con la Laureada de Madrid colectiva por su actuación en Pandols. El 27 de agosto, volvió a ocupar sus anteriores posiciones y tras acudir, en los primeros días de septiembre, en ayuda de la 27 División en Corbeta, perdió, el 5 de este mes, la Ermita de Santa Madrona, posición clave de la Sierra de Pandols. Había resultado tan maltrecha que tuvo que ser retirada de nuevo del frente, pero aún volvió a Pandols, donde estuvo a punto de ser copada el 30 de octubre. El 5 de noviembre, repasaba de nuevo el Ebro por Benifallet.
Para reponerse de la enorme sangría sufrida en el Ebro, la Brigada se acantonó en Borjas Blancas, donde se hallaba al comenzar la ofensiva nacional sobre Cataluña. Fue nombrado nuevo jefe de la Brigada, el mayor Alabau, y comisario Hipólito del Olmo. Ambos se suicidarían en la retirada.
El 25 de diciembre, acudió a la zona de Aspe-Alcanó para intentar frenar el avance enemigo, lo que no consiguió, perdiendo Cogull. El 17 de enero de 1939, se hallaba defendiendo Igualada y, el 3 de febrero, Gerona. El 6 de febrero, tuvo que evacuar Sarriá de Ter y establecer una línea en el río Muga. Finalmente, la 100 Brigada Mixta pasó la frontera por Port-Bou, al atardecer del 9 de febrero.
La 100 Brigada Mixta se caracterizó por la severidad en la disciplina y el rigor hasta sus últimas consecuencias.
El periódico de la 100 Brigada Mixta se titulaba "Venceremos"
Información extractada y revisada de: Historia de las Brigadas Mixtas del E. P. de la República, de Carlos Engel. 1.999

domingo, 20 de diciembre de 2015

El cementerio recordará a las víctimas del bombardeo del Mercado con una placa

El cementerio recordará a las víctimas del bombardeo del Mercado con una placa

Vara admite que exhumar los cuerpos de la Guerra Civil «es complicado» y que lo más inmediato será un recordatorio

20.12.2015

La edil de Infraestructuras y Mantenimiento, la socialista Gloria Vara, admitió ayer que la exhumación de los cadáveres de la Guerra Civil de la fosa común para entregarlos a sus familias y que les den sepultura «es un proceso muy complejo, pero no imposible». Incidió en que deben realizar un exhaustivo estudio de los registros, pedir permiso a los descendientes y salvar todas las trabas judiciales y presupuestarias. Al respecto, señaló que se adoptarán otras medidas «más inmediatas» para homenajear a las víctimas de la represión franquista, como es la colocación de una placa en el cementerio en recuerdo de las víctimas del bombardeo del Mercado Central.
Vara indica que este reconocimiento, con el nombre de las víctimas, «se realizará en 2016» en colaboración de su área y la de Memoria Histórica «y a petición de la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica».

http://www.diarioinformacion.com/alicante/2015/12/19/cementerio-recordara-victimas-bombardeo-mercado/1708973.html




viernes, 18 de diciembre de 2015

ALICANTE EXHUMARÁ A LAS VÍCTIMAS DEL BOMBARDEO DEL MERCADO CENTRAL



Posted by MEMORIA ARAGONESA en 17/12/2015
ALICANTE EXHUMARÁ A LAS VÍCTIMAS DEL BOMBARDEO DEL MERCADO CENTRAL
EL AYUNTAMIENTO PROYECTA IDENTIFICAR LOS RESTOS EXISTENTES EN LA FOSA COMÚN DEL CEMENTERIO MUNICIPAL Y DARLES SEPULTURA INDIVIDUAL
ENRIQUE BOLLAND ALICANTE 17 DIC 2015
El Ayuntamiento de Alicante plantea exhumar los cadáveres sepultados en la fosa común del Cementerio Municipal donde se encuentran los restos de las víctimas del bombardeo del Mercado Central – perpetrado por la aviación fascista italiana el 25 de mayo de 1938, en el que murieron más de 300 personas -, así como los de otros hombres y mujeres que fueron fusilados en los meses inmediatamente posteriores al final de la guerra.
Según han explicado las concejalas de Memoria Histórica, María José Espuch, y de Infraestructuras y Mantenimiento, Gloria Vara, los restos se extraerán para su identificación y entrega a sus familiares, si fuera posible, “con el fin de darles sepultura de manera individualizada y restituir así su dignidad”.
Ambas ediles han realizado este jueves una visita conjunta al cementerio municipal acompañadas de personal técnico de las respectivas concejalías. Entre los lugares del recinto que se han inspeccionado, se halla lo que han calificado de “espacio dedicado a una represión política sin precedentes en la historia europea de postguerra, como fue la represión franquista”.
Esta zona es un espacio abierto, cubierto de césped, donde se pueden observar pequeñas lápidas de mármol con los nombres de las víctimas, acompañadas de leyendas como “maestro de escuela fusilado” o “fusilado por sus ideales libertarios”, que los familiares han ubicado, de manera aleatoria, al no conocer el lugar exacto donde se encuentran los restos de sus seres queridos.
Para llevar a cabo el proyecto, de forma previa, será necesario realizar un exhaustivo trabajo de documentación -ya iniciado por lo técnicos- y cotejar los distintos registros de que dispone la Administración, dado que la fosa también ha sido utilizada como osario general y, por lo tanto, se presupone la existencia de otros restos que nada tienen que ver con el objetivo previsto.
Un ‘Gernika’ silenciado
A pesar del elevado número de víctimas civiles, muchas de ellos mujeres y niños, causadas por el ataque aéreo de nueve cazas italianos procedentes de Mallorca que buscaban sembrar el terror entre la población, el bombardeo del Mercado Central de Alicante ha permanecido durante décadas oscurecido por otras tragedias y operaciones militares de la Guerra Civil mucho mejor documentadas.
Baste decir que no fue hasta el 25 de mayo de 2011, 73 años después de cometida la matanza, cuando se descubrió una placa conmemorativa en la plaza 25 de mayo, en el Mercado Central. Allí fallecieron en 1938 más de 300 alicantinos (hay dudas sobre la cifra exacta, 311 reza la placa instalada) víctimas de un “bombardeo de la aviación fascista italiana”.
Alicante sufrió numerosos ataques aéreos durante la guerra, pero no ha sido hasta los últimos años cuando han comenzado a hacerse patentes las numerosas huellas que la ciudad mantiene de los mismos, como los refugios antiaéreos que han comenzado a rehabilitarse, algunos del los cuales, como el de la Plaza Séneca, ya se han abierto al público.


Refugio plaza del Carmen. Diario Información.

Un túnel hacia la memoria 

El Ayuntamiento inspecciona el estado de los refugios de la Guerra Civil para poder abrir más al público





Una empinada rampa en los bajos de la plaza del Carmen conduce al refugio en el que en plena Guerra Civil se escondían de los bombardeos hasta 2.500 personas. Ayer la edil de Memoria Histórica, María José Espuch, bajó para comprobar el estado y estudiar si incluye este refugio en su plan para rehabilitarlos y abrirlos al público. Subió impresionada por las dimensiones del refugio, pero también algo descorazonada por el estado en el que lo encontró, colmatado de escombros en algunas galerías y con problemas en la estructura. «Está peligroso y hay algunos muros vencidos», destacó al salir. Antes de que ella accediera al interior, entraron los Bomberos, para descartar la presencia de gases.

Ya en el mandato anterior, los concejales del PP Adrián Santos, Belén González y Mari Carmen de España, accedieron en 2012 a este refugio con una finalidad similar, aunque finalmente se dio prioridad a la rehabilitación de los existentes en la plaza de Séneca y de Balmis, que fueron abiertos al público en el anterior mandato. El último de ellos, no obstante, permanece cerrado por «los problemas de seguridad» en la puerta de acceso, indicó el jefe de Memoria Histórica, Pablo Rosser, quien afirmó que se está buscando una solución para mejorar la puerta de acceso y poder reabrirlo.

Tras valorar el estado del refugio de la plaza del Carmen, prevén visitar otros en Santa Faz, el Tossal y el Cabo de las Huertas con el objetivo de rehabilitarlos para abrirlos al público y darles un uso.


jueves, 17 de diciembre de 2015

Refugio plaza del Carmen. Diario La Verdad.

Inspeccionan el refugio de la plaza del Carmen para abrirlo al público

Memoria Histórica iniciará con él su plan de revisión de los 90 que existen en el subsuelo y la puesta en valor de los que sean visitables


La Concejalía de Memoria Histórica inició ayer su plan de revisión y puesta en valor de los refugios antiaéreos con la apertura del ubicado entre la plaza del Carmen y la de Quijano.

Se trata de uno de los mayores refugios que hay en el subsuelo alicantino, y el más céntrico. Tenía capacidad para 2.500 personas y cinco entradas: por la plaza del Carmen, San Roque, Plaza de Quijano, Argensola y Monjas.
La edil del área, María José Espuch, y su jefe de servicio, Pablo Rosser, supervisaron ayer las tareas de apertura del refugio por parte de los bomberos del Speis, que abrieron a puerta de la plaza del Carmen y entraron primero a inspeccionar si había bolsas de gas que pudiesen resultar nocivas para la salud.
Por suerte no las había y se pudo recorrer el largo pasillo hasta Quijano, aunque se encontraron con algunas partes colapsadas por derrumbes y aún dejaron mucho por inspeccionar. Se encontraron, como curiosidad, un grafitti de los años 90. A partir de ahora habrá que estudiar en profundidad el estado del refugio, sus fortalezas y debilidades y el coste que tendría rehabilitarlo para abrirlo al público, que es la intención final de la Concejalía.
El objetivo es ir abriendo y analizando todos los refugios que estén catalogados, para ver su estado y estudiar si se pueden abrir. Hay más de 90 salas de este tipo documentadas en la ciudad, aunque se cree que habría incluso más. Los próximos que se inspeccionarán serán los del Monte Tossal, el Convento de Santa Faz y Cabo Huertas.
El de la plaza del Carmen y plaza Quijano es, a priori, uno de los más idóneos para convertirlo en museo, por su gran tamaño y su ubicación céntrica, aunque primero han de buscar fondos para rehabilitarlo. Se plantean pedir incluso subvenciones europeas.
Por el momento se han rehabilitado dos, el de la plaza Séneca y el de Balmis. Este último, no obstante, está cerrado por un problema de seguridad con la puerta de acceso, que se está tratando de solventar.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

64ª Brigada Mixta, Alcoy y Alicante

En diciembre de 1936, se organizó en Alicante, Alcoy y Valencia la 64 Brigada Mixta tomando como base un batallón de la 22 BM, completado con mozos de los reemplazos de 1932 y 1933. Se encomendó el mando de la misma al comandante de Infantería Antonio Martínez Schiaffino, teniendo como jefe de Estado Mayor al comandante de la misma Arma Sebastián Zamora Medina y como comisario a Isidro Albert Raigada. Martínez Schiaffino era, el 18 de julio de 1936, comandante en el Centro de Movilización y Reserva n° 1 de Madrid y Zamora, capitán del Regimiento Albuera n° 16 de Lérida.
A mediados de enero de 1937, la Brigada se trasladó a Villarrubia de Santiago, Noblejas y Santa Cruz de la Zarza para intervenir en la batalla de Brunete. Antes de desistir de esta operación, ya se había prescindido de la 64 BM, porque se había comprobado su deficiente estado de organización.
En marzo de 1937, la Brigada fue incorporada a la 39 División del XIII Cuerpo de Ejército y enviada a Corbalán, en el sector Norte del frente de Teruel. En mayo, Martínez Schiaffino fue relevado por el comandante de Infantería Carlos Díaz-Merry Cejuela que, al comenzar la guerra, era capitán retirado y que, a su vez, lo fue por el mayor de milicias Cayo López Martín. También fue sustituido el comisario por Gregorio Anadón Diego, de IR. La Brigada permaneció en el mismo sector durante la batalla de Teruel y, una vez conquistada la ciudad, alargó su cobertura hasta El Muletón.
El 11 de marzo del 1938, la 64 Brigada Mixta fue enviada al Maestrazgo para impedir el avance de las tropas del general Aranda, lo que no logró, retrocediendo hasta Cedrillas. El 23 de abril, combatió en la Sierra de Pobo y, el 3 de mayo, habiendo desaparecido prácticamente la 39 División, fue transferida a la 28, de su mismo Cuerpo de Ejército, con la que se retiró a la Sierra de Gúdar para disolverse a continuación.
Información extractada y revisada de: Historia de las Brigadas Mixtas del E. P. de la República, de Carlos Engel. 1.999

martes, 15 de diciembre de 2015

La XIX Brigada Mixta y Villena

La 19 Brigada Mixta se organizó, en diciembre de 1936, en Villena con reclutas de reemplazo. Tomó el mando el comandante de Infantería Manuel Márquez Sánchez de Movellán que había sido capitán del Batallón Presidencial en Madrid y después en el Batallón "Victoria" del 5 Regimiento. Su comisario fue el comunista Manuel Fernández Viejo.
A mediados de enero de 1937, la Brigada se trasladó al sector de Arganda en el frente de Madrid, integrada en la agrupación del coronel Mena. Con esta unidad operó en la batalla del Jarama, defendiendo la fábrica de La Marañosa, que perdió. Al cruzar los rebeldes el río Jarama por el Puente de Pindoque en San Martín de la Vega, se le encomendó a la 19 BM el contraataque contra los Cerros de Coberteras y el Espolón de Vaciamadrid, que no pudo ocupar, pero sí frenar el avance adversario.
Al terminar la batalla del Jarama, la 19 Brigada Mixta pasó a formar parte de la 4 División de la Agrupación Modesto y, después, de la 18  División, cuyo mando fue dado al jefe de la Brigada, Márquez. Le sucedió el comandante de Infantería Enrique García Moreno que, al estallar la guerra, era teniente separado del Ejército. A éste le siguió el comandante de Infantería Miguel González Pérez Caballero que, el 18 de julio de 1936, era teniente del Regimiento Tarifa nº 11, de guarnición en Alicante y que había sido seleccionado para participar en la Olimpiada de Berlín.
La 19 BM participó, sin relevancia, en la batalla de Brunete encuadrada en la 24 División del II Cuerpo de Ejército. Al pasar González Pérez Caballero a mandar la 18 División, le sucedió en el cargo de jefe de la Brigada el mayor de milicias Manuel Castro Rodríguez. El 26 de marzo de 1938, la Brigada despertó de su permanencia en el inactivo frente madrileño para ser trasladada urgentemente al de Aragón. Se incorporó a la improvisada División "Y" al Norte del Ebro; el 19 de abril, se hallaba en plena retirada en Artesa de Segre y se vio empujada hacia las estribaciones pirenaicas.
El 22 de mayo, la Brigada se vio envuelta en encarnizados combates en las Peñas de Aolo que cambiaron dos veces de mano y en los que el jefe de la 19 BM, Castro, se hizo acreedor de la Medalla al Valor, prueba de los méritos que hizo su unidad en una lucha en que las tropas republicanas ganaron dos Medallas al Valor individuales y dos colectivas, y las rebeldes una Laureada y tres Medallas Militares.
Al iniciarse la batalla de Cataluña, la 19 BM seguía integrada en la 24 División que cubría el frente en la orilla izquierda del Ebro desde García hasta el mar. El derrumbamiento del frente central arrastró a la 19 Brigada Mixta a lo largo de la costa, primero hasta Tarragona y luego hasta Barcelona, tras cuya pérdida logró agregarse al XV Cuerpo de Ejército, intentando defender el paso por la carretera N II entre Arenys y Blanes. El 31 de enero de 1939, la 19 Brigada Mixta había dejado de existir.
La 19 Brigada Mixta publicaba el periódico "Mañana".
Información extractada y revisada de: Historia de las Brigadas Mixtas del E. P. de la República, de Carlos Engel. 1.999

lunes, 14 de diciembre de 2015

La V Brigada Mixta y Villena

La 5 Brigada Mixta se organizó, a finales de octubre de 1936, en Villena con fuerzas de carabineros y se encomendó su mando al capitán de Intendencia retirado Fernando Sabio Dutoit, que ingresó posteriormente en el Cuerpo de Carabineros. El comisario era Miguel Simarro Quiles.
El 4 de noviembre, salió de Villena por ferrocarril hasta Villacañas y de aquí en camiones a la zona de Chinchón y Colmenar de Oreja. Cedió entonces dos batallones para la defensa de Madrid, a la que se incorporaron al día siguiente de su llegada. El puesto de mando de la Brigada se instaló en Chinchón. El día 7, la 5 BM guarnecía el sector de Vallecas y, el 21, se le encomendó la ocupación del Cerro Garabitas, objetivo que no fue, alcanzado, sufriendo bajas, entre ellas, la de Sabio que fue herido. Le sucedió en el mando el capitán de Carabineros, recién ascendido, Lázaro Fraguas Palacios, que, al estallar la guerra, era teniente en la provincia de Valencia, de la 4 Comandancia.
A principios de diciembre, la 5 Brigada Mixta se incorporó al sector de la derecha de la defensa de Madrid, que se extendía desde Valdemorillo hasta la Ciudad Universitaria y que mandaba el general Kleber. Al formarse el Cuerpo de Ejército de Madrid, la Brigada fue adjudicada a la 5 División que mandaba el comandante de Infantería Juan Perea Capulino, un capitán retirado residente en Madrid. Mientras tanto el comandante Sabio se había reintegrado al mando de la unidad, pero pronto abandonó este puesto en manos del teniente coronel de Carabineros Luis Sánchez Codés que, el 18 de julio de 1936, se hallaba accidentalmente en Madrid, aunque su destino era el de capitán en la provincia de Navarra, de la 20 Comandancia. A éste le sucedió el capitán de Carabineros Hilario Femández Recio, destinado en la provincia de Asturias, de la 18 Comandancia, pero, que como el anterior, se hallaba en la capital de España al comenzar la guerra.
La 5 brigada no llegó a participar hasta última hora en la batalla del Jarama por formar parte de la reserva situada en Alcobendas. El 14 de febrero, intentó, sin éxito, alcanzar el Puente de Pindoque. Después de estos combates, pasó a integrarse en la División "A" del general Walter, encuadrada en el III Cuerpo de Ejército a las órdenes del teniente coronel Burillo, procedente del Cuerpo de Asalto de Madrid. La 5 BM no participó en la batalla de Brunete, en el mes de julio. A finales de este año, seguía cubriendo el frente de Madrid, ahora formando parte de la 13 División que mandaba su, hasta este momento, jefe, el teniente coronel Fernández Recio, al que había sustituido el comandante Fraguas, con el capitán de milicias Ferrero como jefe de Estado Mayor. Esta división era parte del III Cuerpo de Ejército del Ejército del Centro. Estabilizado el frente madrileño, la 5 BM no participó en más operaciones bélicas de importancia.
Cuando en la primavera del 38, las tropas rebeldes llegaron al mar por Vinaroz, cortando en dos la zona republicana, la Brigada, de la cual era ahora jefe de Estado Mayor el capitán de Carabineros Manuel Suárez Zabalo, se integró en la 18 División del Grupo de Ejércitos de la Región Central que mandaba el teniente coronel Miguel González Pérez-Caballero.
En el golpe casadista en Madrid, la 5 Brigada Mixta adoptó, en principio, una actitud confusa, para unirse luego a las tropas de Liberino González que decidieron la lucha a favor de Casado. La historia de la 5 Brigada Mixta terminó, el 28 de marzo de 1939, al rendirse las tropas republicanas en la capital.
La 5 Brigada Mixta tenía como órgano de difusión el periódico "Lealtad".
Información extractada y revisada de: Historia de las Brigadas Mixtas del E. P. de la República, de Carlos Engel. 1.999

domingo, 13 de diciembre de 2015

Enrique R. Gil Hernandez (Universidad de Alicante)
Comunicación 4.6 Sesión 4. Combates en todos los frentes
Subido por: ALONSO GASCA, DAVID (UPV/EHU).

Aunque tiene este nombre se habla de fortificaciones de la provincia de Alicante

Vídeo de la su comunicación en el I Congreso Internacional sobre Arqueología de la guerra civil española

Para Ver el vídeo: AQUÍ

sábado, 12 de diciembre de 2015

Magnifico trabajo.
Refugios antiaéreos de la Guerra Civil en Alicante: intervenciones arqueológicas en las plazas de Séneca y Dr. Balmis
Autores: Lozano Olivares, Francisco | Lumbreras Voigt, Marcos
Resumen: El golpe militar de 1936 conducirá a una dura contienda civil. Durante la misma, la Aviación Legionaria Italiana y, en menor medida, la Legión Cóndor bombardeará duramente numerosas ciudades de la costa mediterránea. Para proteger a la población, las Juntas Locales de Defensa Pasiva llevarán a cabo un programa de construcción de refugios antiaéreos sin precedentes hasta entonces. En Alicante serán numerosos los refugios construidos, entre ellos los situados en las plazas de Séneca y del Dr. Balmis, ambas construcciones salen a la luz, tras años de olvido, a raíz de sendos proyectos de remodelación de las zonas en las que se encuentran enclavados.
http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/51764/1/Lucentum_34_18.pdf

jueves, 10 de diciembre de 2015

Descripció: Pulpadora de cuchillas para fábrica de pólvoras. Catálogo de las Industrias Metalúrgicas Alcoyanas Socializadas
Autor: DESCONOCIDO
Any: 1937
Fons: ARXIU MUNICIPAL

domingo, 6 de diciembre de 2015

De casa solariega a centro del Socorro Rojo Internacional

viernes, 4 de diciembre de 2015

Después de 45 años a las puertas del Mercado de Abastos de Crevillent, el monolito dedicado a José Antonio Primo de Rivera, tiene los días contados

Crevillent retirará el monolito a José Antonio Primo de Rivera tras 45 años

El pleno aprueba eliminar el monumento con la abstención del PP y el voto a favor de Compromís, PSOE, Ciudadanos y L'Esquerra

03.12.2015 | 03:55
Crevillent retirará el monolito a José Antonio Primo de Rivera.
Crevillent retirará el monolito a José Antonio Primo de Rivera.

Después de 45 años a las puertas del Mercado de Abastos de Crevillent, el monolito dedicado a la memoria del que fuera fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, tiene los días contados. El pleno de la corporación municipal votó a favor de la retirada del monumento con la abstención del grupo popular. El resto de formaciones, Compromís, PSOE, Ciutadans i L'Esquerra, secundaron la moción presentada por esta última.
Este monolito de piedra de cuatro metros de altura ha sido objeto de varios actos vandálicos. De hecho, en una de sus caras, con la inscripción «Crevillente a José Antonio Primo de Rivera. Año 1970», faltan varias letras, y en la cara opuesta, una gran mancha roja de pintura impide leer con facilidad parte del texto grabado, que reza así: «Ojalá fuera la mía la última sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrara ya en paz el pueblo español tan rico en buenas calidades entrañables la patria, el pan y la justicia».
Fue el grupo municipal L'Esquerra –coalición d'Esquerra Unida y Esquerra Republicana- el que tomó la iniciativa y presentó una moción al pleno ordinario de noviembre para instar al Ayuntamiento a cumplir la Ley de Memoria Histórica, coincidiendo con el 40 aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco. Según la moción «todavía quedan en el municipio elementos que recuerdan un pasado que ya está superado para la mayoría de la población». El concejal de L'Esquerra, Josep Candela, cree que actualmente, «valores democráticos como la paz, la justicia y la libertad han sustituido a aquellas imposiciones. Por lo tanto, es necesario mostrar un rechazo contundente a las reminiscencias de periodos dictatoriales».
Además de la retirada del monolito a José Antonio, se creará un inventario de calles o muestras públicas que tengan que ver con la exaltación de periodos dictatoriales, «sean del signo político que sean», apuntan desde L'Esquerra. Los elementos retirados, señala Candela «deben ser conservadosen dependencias municipales para futuras muestras o un uso museístico adecuado, con el fin de poner en valor estas piezas en un contexto apropiado»