Páginas vistas en total

viernes, 19 de mayo de 2017

El escudo del viejo juzgado de Orihuela, uno de los últimos vestigios retirados

15.05.2017 | 23:54

El escudo del viejo juzgado de Orihuela, uno de los últimos vestigios retirados

El símbolo franquista que coronaba el edificio de los antiguos juzgados de Orihuela pasó a la historia en diciembre del pasado año. La Generalitat Valenciana ejecutó por sorpresa los trabajos para «tapiar» el escudo. Se hizo antes de que la administración autonómica finalizara el trámite para ceder la propiedad al Ayuntamiento. Días después desde el equipo de gobierno de Emilio Bascuñana (PP) se anunció la apertura de un expediente a la Generalitat por cometer una supuesta infracción urbanística durante la ejecución de los trabajos.FUENTE: http://www.diarioinformacion.com/vega-baja/2017/05/15/orihuela-escudo-viejo-juzgado-ultimos/1894358.html

lunes, 15 de mayo de 2017

La Diputación asume la retirada de símbolos franquistas con subvenciones a los consistorios

La institución provincial abre la convocatoria para repartir 50.000 euros en ayudas entre los municipios de menos de 20.000 habitantes

15.05.2017 | 23:54

La Diputación asume la retirada de símbolos franquistas con subvenciones a los consistorios

El proyecto busca la «sustitución de medidas y símbolos para la recuperación de la Memoria Histórica».
Todos los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia de Alicante podrán recibir subvenciones para la retirada de vestigios franquistas en espacios públicos. La Diputación ha publicado una convocatoria que prevé repartir hasta 50.000 euros entre los Ayuntamientos que lo soliciten. El anuncio ha sido publicado por el diputado de Buen Gobierno, Adrián Ballester, y en él se explica que el objetivo es la «sustitución de denominaciones y simbología para la recuperación de la Memoria Histórica».
El reparto de dinero se hará en función de los habitantes de los municipios y entidades locales que lo soliciten. Las ayudas van desde los 500 euros hasta los 1.100 euros. Para la concesión de la subvención se atenderá a criterios de puntuación en base al grado de adecuación del proyecto a los objetivos de la subvención; la coherencia del gasto propuesto; el alcance de las medidas de difusión y divulgación propuestas o el número de residentes. Se puntualiza que el gasto de la ayuda a recibir no puede exceder del efectivamente realizado por los beneficiarios. El plazo para solicitar las ayudas es de 20 días hábiles a contar desde el 12 de mayo.

Unanimidad

La propuesta de destinar 50.000 euros de fondos de la Diputación a la retirada de simbología de la dictadura fue propuesta por el grupo provincial de Esquerra Unida (EU) y aprobada por unanimidad del pleno. La partida económica de se incorporó al presupuesto de este 2017. La diputada Raquel Pérez defendió entonces que eran «conscientes de las dificultades económicas que la retirada de esta simbología conlleva en los presupuestos de muchos municipios, que aun deseando realizar esta tarea de limpieza fascista y renovación democrática se ven obligados a posponer estas actuaciones y consecuentemente vulneran el cumplimiento la Ley. Por ello, consideramos esencial que la Diputación de Alicante destine una partida para abrir una línea de ayudas a los ayuntamientos para la retirada de estos ornamentos en las vías públicas». Pues bien, ahora que dicho dinero ya se ha consignado y la convocatoria de ayudas se ha abierto «no caben excusas para justificar que no se pueden llevar a acabo determinadas acciones por falta de recursos económicos», valoró la diputada.
Raquel Pérez dijo que están «satisfechos» porque «ha sido la primera vez que la Diputación aprueba una subvención de este tipo haciendo uso además de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica». La diputada recordó que hay procesos judiciales pendientes contra los responsables de algunos consistorios alicantinos precisamente por no haber adoptado las medidas que se incluyen en el artículo 15 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura que haya en lugares públicos de los municipios.
«Acogerse a estas subvenciones ya es la primera forma de justificar que efectivamente se tiene la intención de hacer cumplir la legalidad en base a la Memoria Histórica», concluyó Pérez.